Inicio > revista forum > Forum 37. Jesús Kumate (1924-2018)

¿En qué consiste el llegar a ser sabio? ¿qué es, en realidad, un mexicano de excepción? ¿por qué el que sirve a otras personas nunca es pequeño? La vida del médico Jesús Kumate Rodríguez, fallecido el pasado 7 de mayo, contiene algunos datos para responder a estas preguntas éticas e históricas.

 

Si México ha logrado controlar decenas de enfermedades virales, como el sarampión, la poliomelitis, tosferina, difteria y tuberculosis, ha sido gracias a un esfuerzo titánico que se realizó a lo largo del siglo XX para llevar la vacunación gratuita a todas las comunidades del país mayores de 100 habitantes. El más conocido impulsor de esa estrategia fue Jesús Kumate Rodríguez.

“Es un mexicano inmortal y uno de los grandes sabios del país”, afirmó el presidente de la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), Armando Masilla Olivares, cuando se le preguntó sobre la importancia de Jesús Kumate, quien vivió 93 años y concluyó su camino de vida trabajando como presidente del Patronato de los Centros de Integración Juvenil, para rehabilitación de personas con adicciones.

“Millones de mexicanos viven y caminan con libertad gracias a las vacunas, y aunque no nos demos cuenta, la mayoría de las enfermedades no se curan, por eso ha sido muy importante prevenirlas y evitar que sus ataques aceleren nuestra muerte. Aunque no nos guste pensar en esto, todos los seres humanos tenemos una fecha de caducidad, asociada al concepto de apoptosis, y gracias a estrategias como la vacunación universal, que impulsó el doctor Kumate, millones de personas hemos podido prolongar nuestra vida y sobrevivir más tiempo”, indicó el presidente de la ANMM, institución que forma parte de la mesa directiva del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Hombre serio y callado, el doctor Jesús Kumate nació el 12 de noviembre de 1924 en Mazatlán, Sinaloa, en el seno de una familia integrada por un inmigrante japonés y una maestra rural mexicana.

En la memoria de este médico se repetía una escena que compartió muchas veces en público: cuando solo tenía 12 años murió su padre, pero antes de exhalar su último aliento le dijo: “Hijo, tú tienes que pagar a este país lo que yo le debo”.

Con ese impulso interior, el joven estudió y se recibió como médico cirujano de la Escuela Médico Militar, y posteriormente, alcanzó el grado de doctor en ciencias por la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (ENCB-IPN).

Fue secretario de Salud, entre 1988 y 1994. Durante este periodo se creó un sistema sin precedentes que logró la vacunación gratuita de 11 millones de mexicanos, en un solo día, como parte del llamado Día Nacional de Vacunación.

“Esa estrategia cambió el futuro de México; cambió la nación y lo que somos actualmente”, aseguró el doctor Armando Mansilla. “Gracias a la vacunación muchos niños no murieron y llegaron a ser adultos y muchas personas que pudieron haber quedado disminuidas en sus funciones hoy se mueven y actúan con libertad. Esto no ocurre solo con dar una orden de vacunar; hubo mucho trabajo detrás que incluyó el crear una organización y equipos para vacunar, así como crear una Red de Frío para que los biológicos que forman las vacunas llegaran en buenas condiciones a los lugares más apartado de México”.

Conocido en El Colegio Nacional como “El médico de los niños”, Jesús Kumate fue investigador en infectología pediátrica, profesor en la Escuela Médico Militar, en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México y en la ENCM-IPN. Perteneció a las sociedades Mexicana de Bioquímica, de Inmunología y de Infectología, y a las Academias Nacional de Medicina de México y de Buenos Aires, así como a la New York Academy of Sciences.

“Más allá de la vacunación, hay un legado inmortal de Jesús Kumate. Impulsó mucho la educación de los médicos y la fundación de muchas maestrías y doctorado en el país. ¿Para qué? Para que los médicos pudieran analizar científicamente y comprender mejor sus experiencias clínicas; para que las observaciones que hacían en consultorios y hospitales fueran sometidas a un riguroso análisis estadístico y científico. Eso cambió la impartición de salud en este país”, concluyó el doctor Armando Mansilla.

Tras fallecer el pasado 7 de mayo en la Ciudad de México, los restos del doctor Kumate fueron trasladados, por sus familiares, a Mazatlán, Sinaloa.

__________________________
Antimio Cruz
Imagen: Fundación IMSS.