Inicio > revista forum > Reciben reconocimiento dos jóvenes investigadoras en Ciencias Sociales y Humanidades

Forum 27: Lidia Iris Rodríguez Rodríguez, investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia unidad Guanajuato y Saraí Miranda Juárez, doctora en estudios de población, de el Colegio de la Frontera Sur fueron las ganadoras de la Beca para Mujeres en las Humanidades y las Ciencias Sociales 2017, apoyo que otorgan el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Academia Mexicana de Ciencias y el Consejo Consultivo de Ciencias. En entrevista para Forum explican sus proyectos y los obstáculos que encuentran las investigadoras jóvenes en su desarrollo.

 

La arqueóloga Lidia Iris Rodríguez, fue la ganadora en la categoría Humanidades, dijo que la beca es un incentivo extra para su investigación que lleva como título: “Culturas arqueológicas de Guanajuato en torno a las dinámicas poblacionales y filiación étnica de los hacedores de la ‘Tradición Bajío’”, con la que busca ampliar el conocimiento sobre la población antigua que habitaba en la subprovincia geográfica del bajío en esa entidad.

“El interés por este proyecto va ligado con un tema de derechos culturales. La población de Guajuato y la población en general no conocen las relaciones étnicas de la gente que habitó esta zona durante el periodo clásico, por consecuencia, todavía hay muchos hiatos informativos que nos dicen que la población guanajuatense conoce muy poco o nada de su historia prehispánica”, señaló.

En este sentido, se desconocen los orígenes indígenas de los pueblos originarios chichimecas en Guanajuato, y se conoce más la historia de la entidad a partir del siglo XVI.

“Consideré que uno de los intereses en materia de derechos culturales es que la gente conozca, pero ya como grupos étnicos, los procesos sociales, los tiempos en los que fueron habitados, porque finalmente todos tenemos derecho a conocer nuestra historia”, señaló la investigadora.

Actualmente, la especialista dirige uno de los proyectos ejes en materia de arqueología del país sobre el patrimonio arqueológico en el estado de Guanajuato, en el que se monitorea dicho patrimonio y que tiene un catálogo de mil 496 sitios arqueológicos.

Debido a los recortes presupuestales en el sector cultural, Rodríguez realiza la investigación de manera individual, sin embargo, recibe colaboración del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), unidades Guanajuato y Jalisco; del doctor Víctor Acuña, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, y del doctor Avto Gogichaishvili, del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, campus Morelia.

 

Discriminación y acoso, los obstáculos

La ganadora en la categoría Ciencias Sociales, Saraí Miranda, forma parte del Grupo de Estudios de Género del Colegio de la Frontera Sur, donde realiza la investigación titulada: “Migración, trabajo doméstico y violencia de género: niñas, niños y adolescentes en el sureste de México”.

“Siempre me he dedicado a los temas de infancia y juventud, y cuando llegué al sureste ví que la problemática tenía otras aristas; cómo se cruzaba la edad, el género, la etnia y la condición migratoria, por lo que estudié este fenómeno”, explicó Miranda.

Para la doctora en estudios de población es lamentable el reducido número de lugares que ocupan las investigadoras, además de que el pago salarial no es igual entre hombres y mujeres. Su ingreso económico es mucho menor al de sus compañeros, quienes no estudiaron un posgrado, como ella sí lo hizo.

“No gano ni la mitad que mis compañeros que no estudiaron más y que por algunos mecanismos del mercado laboral, consiguieron un empleo a los que las mujeres no tenemos acceso y ahora ganan muchísimo dinero y duplican mi salario sin la inversión de estudiar por tanto tiempo”, lamentó.

Además, enfatizó que no todas las mujeres tienen las mismas oportunidades de estudiar, con lo que se reducen aún más sus ingresos, por ello, sugirió que se haga una “inversión social”, para revertir este problema.

En este sentido, Lidia Iris Rodríguez señaló que las principales problemáticas a las que se enfrentan diariamente las mujeres son la discriminación y el acoso.

La joven antropóloga recordó un episodio durante su formación: “Cuando estaba en periodo de maestría (2009) solicité una beca mixta del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) y el único que no me firmó fue el coordinador del CONACyT en mi escuela (Escuela Nacional de Antropología) con un comentario bastante misógino: Me dijo que debía agradecerle por no firmar la beca mixta porque gracias a eso podría quedarme para lavarle la ropa y cocinarle a mi pareja; lo peor fue que varias personas me recomendaron no reportarlo al CONACyT para evitar que me retiraran la beca.

“Conforme vas demostrando con tu labor docente e investigación que las mujeres hacemos ciencia, también sabemos de metodologías, teorizamos, hacemos hipótesis, es como nos estamos consolidando, pero realmente es una desigualdad muy evidente que continúa en los espacios académicos y que se presenta de diversas formas” lamentó la premiada.

Es necesario que las mujeres se empoderen como científicas y ciudadanas: “Por el hecho de que ya estemos muchas veces acostumbradas a los 'micromachismos', permitimos que se vaya de largo este tipo de acciones en todos los espacios de nuestra vida cotidiana, entonces hay que estar muy alerta a esto y mantener por supuesto una posición feminista, dar constantemente la batalla académica, formar a otras mujeres académicas y desarrollar nuevas líneas de investigación”.

Finalmente, exhortó a las mujeres a fortalecer la solidaridad en el gremio. Las becarias recibieron la distinción en la ceremonia de Inicio del LVIII Año Académico de la AMC, celebrado el 25 de julio en las instalaciones de la organización científica

 

______________________

Carla Torres
.Foto: Carla Torres.