Inicio > revista forum > Forum 54. Vivimos una época donde cuestionar todo es vital: Paula Bombara

En las neurociencias, hay un momento creativo —si bien para crear un argumento verosímil o para plantear una hipótesis científica— y se ponen en juego tanto la memoria afectiva como la imaginación y el saber adquirido. “Todo influye y en ese instante de creatividad creo que ciencia y arte son muy parecidas”, dijo en 2014 Paula Bombara, en una entrevista para el diario Tiempo Argentino, con motivo de la publicación de Ciencia y superhéroes.

 

La bioquímica también es autora de literatura infantil y juvenil. Su obra mantiene un puente natural entre arte y ciencia, por lo cual navega entre la ficción y la comunicación científica. La autora argentina de libros como El mar y la serpiente visitó México para participar en la tercera Feria Internacional del Libro de los Universitarios (FILUNI), que se llevó a cabo del 27 de agosto al 1 de septiembre en diversas sedes de Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La también directora de la colección “¿Querés saber?”, de la editorial Eudeba, compartió sus experiencias sobre la relación entre arte y ciencia en la construcción literaria. En entrevista previa a su participación, la escritora hizo algunos apuntes al respecto, además de enfatizar la importancia que tienen éstos en la conformación del pensamiento crítico, esencial en una era donde los hechos son insuficientes para una sociedad que no aspira a la verdad.

La clave para ello está sin duda en el sistema educativo, apunta. “Pensemos en un sistema donde la base es hacer preguntas más que obtener respuestas o donde los profesores no tienen temor a decir que no saben y se motivan con las preguntas”.

Para la escritora, a lo largo de este proceso, el arte y la ciencia se van cercando en apartados diferentes, cuando en el mundo infantil todo está unido y hay confluencia. Sin embargo, hay un mayor enriquecimiento cuando se les muestra la naturaleza de forma multidimensional. “Por ejemplo, la germinación de una planta se toma desde el punto de vista biológico, pero no que a partir del fenómeno también puede crecer un proyecto artístico”.

Desde niña, Paula Bombara mantuvo su curiosidad e interés por la ficción, lo cual fue clave para no establecer esas fronteras entre ambas. Adicionalmente, señala, los niños tienen un potencial para cualquier cosa, por lo que no deben cerrárseles puertas, intimidar ni desestimar sus preguntas e intereses. “Es muy valioso que mantengan esa posibilidad de hacer preguntas en vez de buscar respuestas”.

En una realidad compleja como la que vivimos, preguntarse y cuestionar todo se ha vuelto vital, agrega. Pensemos en las fake news, ejemplifica, las cuales ponen en entredicho en quién confiar al momento de obtener información. “Para ello, se necesita de una capacidad de cuestionar, desarrollar preguntas necesarias y después dilucidar cuál es la realidad que conviene sostener o no, en quién depositar nuestra confianza”.

En este contexto, el arte y la ciencia son muy relevantes e incluso herramientas muy útiles en la vida cotidiana. “Aquí nuestras preguntas habilitan más al pensamiento que las respuestas mismas e incluso hacen que no nos conformemos con una sola y seguir buscando”.

Para Bombara, los primeros lectores en comunicación de la ciencia pueden tener cualquier edad para aprender sobre nanotecnología, por ejemplo, pero en el caso de los niños es muy importante utilizar recursos literarios, lenguaje metafórico simple y tener muchas ilustraciones.

“Los más pequeños son sumamente curiosos, es natural, por ello, en la colección buscamos utilizar un lenguaje sencillo sin obviar pasos de razonamiento, uno que no ponga piedras sobre el entendimiento, a la vez que empleamos esquemas o juegos”.

En Ciencia y Superhéroes, relata, se explican los poderes de superhéroes de cómic y manga, y se establece una relación entre ciencia y arte. “Es éste el punto de encuentro que más me interesa y llama la atención de los más jóvenes; podemos entender el mundo desde la ciencia y las historias que inventamos y, en esa intersección, está la curiosidad.

“Ante un hecho que no comprenderemos, podemos elegir el camino de las explicaciones y nuevas preguntas o la contemplación y elaboración artística. En esas interrelaciones está la composición de la cultura y algunos se enganchan más con lo literario, otros con lo científico, pero es clave proporcionar ambos y no hacer una división”.

 

Foto: Ediciones Norma.
__________________
Isaac Torres Cruz