Inicio > revista forum > Forum 51. Innovación social para un mayor bienestar y desarrollo

La innovación siempre ha sido importante tanto en la vida de los individuos, como en el desarrollo de los países y regiones. Su relevancia en el crecimiento económico y social se ha acrecentado con la aparición de nuevas tecnologías que inciden directamente en los sectores productivos y modifican las relaciones sociales y políticas. La innovación tecnológica contribuye al crecimiento de las economías del mundo, pero también modifica sustancialmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos unos con otros.

 

La innovación no es solo una herramienta que puede ser utilizada para diversificar la producción económica, es ante todo, un instrumento social que permite transformar la calidad de vida de las personas.

La magnitud y profundidad de los cambios que sufre la economía global en la actualidad son solamente comparables con aquellos experimentados con la introducción de la máquina de vapor, la implementación de la línea de montaje o la invención del microchip.

Por ello, se habla ya de que el mundo se encuentra en la Cuarta Revolución Industrial, basada en 2 fuerzas: La automatización extrema, producto de un rol creciente de la robótica y la inteligencia artificial en los negocios, el gobierno y la vida privada; y la conectividad extrema, que anula los efectos de la distancia física y temporal que obstaculizan la comunicación entre las personas y entre el ser humano y las máquinas.

La globalización y la Cuarta Revolución Industrial están generando cambios tanto económicos como sociales que suponen retos para la sociedad. Surgen nuevos problemas a partir de la automatización, el uso masivo de datos, el progresivo envejecimiento de la población o el cambio climático, y se acentúan otros viejos como la pobreza, la desigualdad social, el deterioro de la salud o los problemas educativos. Todos ellos, contemplados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas y que deben ser enfrentados con una nueva perspectiva de aplicación del conocimiento en sintonía con el bien común.

Ante ello, la innovación social se hace cada vez más presente como respuesta para dar solución a nuevos y viejos problemas. La innovación social hace referencia al desarrollo y la implementación de nuevos productos, servicios y modelos para cubrir necesidades sociales y crear nuevas relaciones sociales o colaboraciones.

Innovación social significa ser estratégico, ambicioso y colaborativo en la búsqueda de formas para que la sociedad mejore sus condiciones de vida, mediante la movilización de los recursos y socios necesarios. No es suficiente innovar tecnológicamente, sino que es primordial mejorar la calidad de vida de nuestra sociedad con una visión de inclusión y sostenibilidad. El nuevo foco de la innovación centra su atención en aspectos sociales y medioambientales y es ahí donde las iniciativas surgidas a partir de la sociedad civil que buscan solucionar problemas concretos cobran un papel central.

El rol de esta innovación es importante ya sea por su potencial capacidad de solucionar y satisfacer problemas sociales que no estaban siendo atendidos, o bien por su oportunidad de abrir nuevos procesos de participación que puedan favorecer la durabilidad de los procesos de cambio social. Este tipo de innovación es considerada como un proceso para la solución de problemáticas sociales a partir de la sociedad misma, donde se crean nuevas relaciones sociales y se incrementa la capacidad de acción de la sociedad.

Utilizar el talento colectivo para mejorar la calidad de vida y para enfrentar problemas con nuevos métodos y formas de hacer las cosas, es innovación social, que requiere la clara comprensión de la problemática local y del contexto específico de las personas. Para dar solución a estos problemas se necesitan nuevas formas de organización y gestión, liderazgo, aplicación de conocimiento y financiamiento.

Una manera distinta de hacer las cosas, que permita mejores resultados que los modelos tradicionales, que sean costo eficientes y que promuevan y fortalezcan la participación de la propia comunidad y los beneficiarios, convirtiéndolos en verdaderos actores de sus propio desarrollo y por lo tanto fortaleciendo la conciencia ciudadana y con ello la democracia, eso es innovación social.

 

Características de los proyectos de innovación social

La innovación social es la generación de un nuevo producto, proceso, servicio o modelo, con impacto cuantificable que es más sustentable y justo que lo existente, solucionando una problemática de interés público y dónde el valor generado es distribuido en la sociedad y la empodera.

Esta innovación está muy vinculada con la noción de desarrollo sostenible, la cual sitúa a la dimensión social en igual jerarquía que la dimensión ambiental y económica, al considerar que sus objetivos y metas son de naturaleza integrada e indivisible. Ello implica que se reconoce la importancia central de las interacciones que existen entre las 3 dimensiones.

Son 3 los aspectos esenciales que promueve la innovación social: La satisfacción de las necesidades humanas actualmente insatisfechas; los cambios en las relaciones sociales, y una dimensión de empoderamiento en la forma de incrementar la capacidad socio-política y el acceso a
los recursos.

Los proyectos de innovación social tienen las siguientes características: Resuelven el problema específico para el cual fueron creados de manera eficiente y eficaz, generando además efectos colaterales positivos para la sociedad.

Para llevar a cabo su objetivo se desarrollan nuevas formas de organización y gestión, gracias a las cuales mejoran las condiciones de vida y tienen un fuerte impacto en las comunidades donde se desarrollan.

Generan efectos concretos que se traducen en una mejor calidad de vida, debido a que abren nuevas oportunidades para generar ingresos en contextos de pocas oportunidades, permiten la inclusión social o mejoran las condiciones ambientales en las zonas donde se desarrollan los proyectos.

Fortalecen la participación comunitaria generando efectos sociales positivos tal como la cohesión social y el sentido de pertenencia.

Promueven el empoderamiento de los participantes y sus comunidades.

Fomentan el intercambio de saberes y conocimientos, el aprovechamiento de recursos locales y el desarrollo.

Impulsa la equidad de género.

Promueven la formación de alianzas entre gobierno, empresas y sociedad civil.

En México poco a poco se va a dando a conocer el enfoque de la innovación social y para ello se han realizado diversas actividades con variadas instituciones, por ejemplo, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla desarrolló el curso en línea “Innovación social desde la universidad” en el cual han participado investigadores de las diferentes facultades con el objetivo de lograr que sean capaces de promover proyectos bajo el enfoque de la innovación social.

Otro caso es el de la Universidad de Guanajuato, que a través de su programa de “Proyectos de alto impacto social” ha retomado los planteamientos de la innovación social para que algunos de sus investigadores atiendan problemas de la sociedad de manera multidisciplinaria y transversal. Así mismo, en conjunto con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior se ha llevado capacitación a varios estados del país como Veracruz, Chiapas y Jalisco.

El enfoque de la innovación social considera que llevar el conocimiento a la comunidad es erróneo. Hay que desarrollar la innovación social desde la comunidad, ya que se trata de un compromiso colectivo. La sociedad misma debe ser partícipe en la solución de los problemas que la aquejan y los territorios locales son los protagonistas. Cada región tiene sus propios desafíos y problemas y se requiere adaptabilidad. En este proceso las universidades juegan un papel relevante para el progreso de los territorios, ya que aportan conocimientos, capital humano y desarrollo de tecnologías que pueden impactar positivamente a la sociedad.

 

Foto: Anayansin Inzunza.

_________________________
Víctor Hugo Guadarrama