Inicio > revista forum > Forum 49. Adonis Germinal Cocho Gil (1933-2019)

El profesor de la Facultad de Ciencias e investigador emérito del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Adonis Germinal Cocho Gil falleció el 9 de mayo en la Ciudad de México a los 86 años. El físico egresado de la Máxima Casa de Estudios, doctor en física de partículas, por la Universidad de Princeton, Estados Unidos y posdoctorado en el Centro Internacional de Física Teórica en Trieste, Italia, fue pionero en nuestro país sobre los estudios de la complejidad y formador de varias generaciones de investigadores.

 

El científico español y mexicano, nacido en Madrid, España, Premio de Investigación de la Academia Mexicana de Ciencias y Premio Universidad Nacional de Investigación es recordado, entre muchas cosas, por su talento como investigador y su calidad humana.

“Germinal Cocho era un colega y amigo entrañable. Su talento e incesante curiosidad por entender la naturaleza y contribuir al beneficio de la sociedad dieron lugar a una figura polifacética que tendió puentes entre disciplinas de muy diversos campos del conocimiento. Esto lo llevó a estudiar la física de las partículas elementales, explorar la dinámica del vacío cuántico, desarrollar modelos para entender la formación de patrones en las manchas de los animales, explorar el origen de la vida y en particular el origen de la quiralidad en las moléculas orgánicas, analizar la estructura del lenguaje y la evolución de las palabras, entre muchos otros temas”, comentó Manuel Torres, investigador del Instituto de Física de la UNAM.

Al especular que, entre fenómenos tan diversos y aparentemente desconectados, debían existir metodologías y principios rectores comunes, Germinal Cocho encontró una guía y sustento para sus investigaciones, con lo cual, contribuyó a sentar las bases para el desarrollo en nuestro país de la disciplina que hoy en día conocemos como Sistemas Complejos, dijo el doctor Torres.

“A Germinal lo recordaremos por el optimismo que irradiaba, poseedor de una mente inquisitiva y brillante y un espíritu rebelde y generoso. Encontró su pasión en plantearse día a día nuevas interrogantes y se mantuvo activo hasta los últimos días buscando respuestas a las mismas”, precisó el doctor Torres.

Por su parte, Manolo Cocho, artista visual y sobrino del doctor Germinal Cocho, señaló que el valor de alguien se determina tanto por su obra como por su persona, por lo que si ambos aspectos son notables se puede hablar de grandes hombres. “Germinal fue notable en ambos aspectos; el gran científico y la persona sencilla y sensible”.

Manolo Cocho dijo que siempre estará agradecido con el gran maestro de la complejidad del Universo, quien durante la última plática que sostuvo con él, le explicó que conforme aprendía más cosas, más se daba cuenta que sabía muy poco, aplicando así la máxima filosófica “yo solo sé que no se nada”.

“Tan grande y profundo como científico que como persona, un gran hombre nos ha dejado mucho por aprender”, enfatizó el artista plástico.

 

La ciencia y conciencia

"Consecuente con su visión integral de la vida, para Germinal no ha existido el divorcio entre ciencia y conciencia. La premonición de una sociedad menos injusta ha sido uno de los motores de su trabajo intelectual. Motivado por los perturbadores acontecimientos del 68, decidió formar junto con otros colegas, un grupo de trabajo para estudiar las interrelaciones entre la ciencia y las dinámicas sociales. Allí se discutía, en sus seminarios semanales, desde la física de los sistemas críticos y la teoría de catástrofes, hasta el psicoanálisis y el trabajo de Jean Piaget", señala en una semblanza que realizó el investigador del Instituto de Física, Carlos Villarreal y publicada en la página de internet de la UNAM y del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

 

Foto: UNAM.

____________________
Anayansin Inzunza