Inicio > revista forum > Forum 43. Celebran Noche de las Estrellas en 100 sedes del país

En 100 sedes distribuidas en las 32 entidades federativas de la República Mexicana, se celebró el 17 de noviembre la décima edición de la Noche de las Estrellas, que este año el lema fue Cosmovisiones: el cielo de nuestros antepasados. Diez años bajándote las estrellas. Desde 2009 se realiza cada año esta fiesta astronómica que es la más grande de México, dijo José Franco, coordinador general del evento y coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

 

A nivel nacional se reportó la participación de más de 250 mil asistentes, 7 mil 500 voluntarios, alrededor de 2 mil telescopios y mil 500 talleres.

“El objetivo de la Noche de las Estrellas es llevar la astronomía y la ciencia en general al mayor número de personas. Esto permite promover una cultura científica en nuestra sociedad, indispensable para que los ciudadanos sean más analíticos y se cuestionen las cosas”, comentó la coordinadora de contenidos del encuentro, Nahiely Flores.

Añadió que la Noche de las Estrellas nació de una iniciativa en Francia y llegó a México en los preparativos del Año Internacional de la Astronomía en 2009. En 10 años, México ha celebrado este encuentro científico al que se han sumado en diferentes ocasiones China, Colombia, Guatemala, Puerto Rico, Argentina y Brasil.

México se caracteriza por tener una gran historia y diversidad de culturas. A la llegada de los españoles a nuestro país habían florecido más de una decena de culturas originarias que tenían sus propias creencias de la formación del mundo en el que habitaban, así como de su propia formación.

En su décimo aniversario, la Noche de las Estrellas festejó recuperando el conocimiento de nuestros antepasados, por ejemplo, para los antiguos mayas, la bóveda celeste era como un gran mar, un espacio que evocaba tiempos antiguos donde quedaban atestiguadas hazañas de los dioses y entidades sobrenaturales que habían existido en otras épocas.

“Para los mayas, la Vía Láctea era un torrente de estrellas que representaba un gigantesco cocodrilo de dos cabezas. La detallada y aguda observación de la cultura maya hizo que esa civilización tuviera notables avances astronómicos”, recordó Guillermo Bernal Romero, investigador del Centro de Estudios Mayas del Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien ofreció una conferencia magistral en Las Islas, de Ciudad Universitaria.

En su charla Nebulosas planetarias: las flores de la Vía Láctea, Miriam Peña explicó que con los nuevos y grandes telescopios, como el Hubble, se han estudiado muchas nebulosas en galaxias lejanas para entender los procesos de formación estelar y la interacción de las estrellas con el medio interestelar.

“El Sol, así como otras estrellas que son de masa baja o intermedia, terminará convirtiéndose en una nebulosa planetaria, mientras que solo las estrellas más masivas explotan y se convierten en supernovas”, dijo la doctora Peña.

Entre las novedades que tuvo esta edición de la fiesta astronómica más grand de América Latina, fue el estreno de la sede de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Por otro lado, uno de los estados más pequeños de la República Mexicana, Puebla, por tercer año consecutivo rompió su propio récord de más sedes en un solo estado, con 17. “La más concurrida de ella contó con la participación de cerca de 20 mil asistentes y alrededor de 150 telescopios en disposición gratuita para la observación de los planetas, la Luna y demás objetos del cielo nocturno”, informó la doctora en ciencias, Nahiely Flores.

(Con información de la Universidad Nacional Autónoma de México)

_________________________________________
Anayansin Inzunza y Mariana Dolores
Fotos: Mariana Dolores.