Inicio > revista forum > FORUM 42. Ciencia por mi ciudad: semillero de jóvenes emprendedores

Ciencia por mi ciudad es un proyecto dirigido a estudiantes de segundo y tercer año de Educación Media Superior (EMS) de los ocho subsistemas educativos de la Ciudad de México, con el objetivo de fomentar el interés de los jóvenes por la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (CTI), con propuestas en beneficio de sus comunidades en educación, salud, energía, agua, alimentación y medio ambiente, temas alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas.

 

Ciencia por mi ciudad es resultado del análisis que han realizado diferentes organizadores de concursos nacionales, dirigidos a estudiantes de licenciatura. Sin embargo, esta es la primera vez que se lleva a cabo en la Ciudad de México un proyecto en el que participan estudiantes de todos los subsistemas de educación media superior de escuelas públicas y privadas.

“Este proyecto es importante porque amplía el perfil vocacional de los jóvenes y fomenta su interés por la CTI. Les ofrece herramientas y habilidades emprendedoras para identificar los problemas que tienen a su alrededor y buscar una solución para mejorar su calidad de vida”, explicó Laura Villavicencio, líder del proyecto por parte del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Comentó que el valor agregado del proyecto —coordinado por el Foro Consultivo y financiado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Ciudad de México— radica en que el estudiante recibe asesorías de los mentores que fomentan el desarrollo cognitivo y de habilidades socio-emocionales, independiente del subsistema al que asistan.

“Los estudiantes reciben herramientas útiles en el ámbito académico, laboral y personal en un programa de formación integral con duración de 12 meses”, explicó la maestra Villavicencio.

El programa se desarrolla en tres fases: Actividades virtuales con una cobertura masiva de alumnos; actividades presenciales y de seguimiento en cuatro Instituciones de Educación Superior (IES) ubicadas en la Ciudad de México; y movilidad académica y cultural de los estudiantes en instituciones de la capital del país.

“En la primera fase, los estudiantes identificarán su perfil vocacional, sus hábitos de estudio y accederán a herramientas para concebir una idea emprendedora; en la segunda fase, generarán y desarrollarán una idea en equipo para resolver alguno de los problemas identificados en su comunidad con base en los aportes de la CTI.

“En la tercera fase, los estudiantes visitarán algunas IES para conocer sus instalaciones y convivir con investigadores de alto nivel académico para intercambiar información sobre los proyectos propuestos por ellos”, detalló la especialista.

Al terminar su proyecto, los jóvenes participarán en un concurso, quienes serán evaluados por un jurado en cada uno de los seis temas. Se elegirán dos proyectos ganadores por cada tema, los cuales, serán presentados en el Congreso Nacional del Programa Delfín, al que asisten alrededor de 2 mil estudiantes de educación superior de todo el país, quienes realizaron un verano de investigación.

 

Jóvenes y los negocios

En entrevista, Jesús Esparza, director de ENACTUS —organización dedicada a movilizar estudiantes universitarios para atender problemas sociales— dijo que es muy importante que los jóvenes adquieran a temprana edad habilidades para crear negocios.

“Casi 90 por ciento de los empleos que se generan en México provienen de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas. Si bien el Consejo Mexicano de Negocios (que agrupa a grandes compañías mexicanas, como Bimbo) solo genera en conjunto 2 millones de empleos, se necesitan más trabajos, de ahí la importancia de que los jóvenes desarrollen estas habilidades”, señaló Esparza.

Agregó que la edad promedio de los emprendedores cuando alcanzan el éxito de sus negocios es a los 37 años. “Este proyecto es el laboratorio ideal para la formación de los jóvenes emprendedores. Estoy convencido que el resultado de este ejercicio va a tener un gran impacto, y encontraremos estudiantes que generen innovaciones de manera exitosa”.

Los ocho subsistemas educativos a los que se dirige Ciencia por mi ciudad son: Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica, Colegio de Ciencias y Humanidades, Escuela Nacional Preparatoria, Centros de Estudios Científicos y Tecnológicos, Instituto de Educación Media Superior, Centros de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios, Colegio de Bachilleres y Centros de estudios particulares.

Participan 10 instituciones que actualmente tienen programas dirigidos a estudiantes de EMS y que han generado información estadística de este segmento académico: Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, Programa Interdisciplinario sobre Política y Prácticas Educativas del Centro de Innovación y Docencia Económicas, Ciencia Lúdica y Experimental, Internacional Hacking Health-México, Internacional ENACTUS-México, Programa Interinstitucional para el Fortalecimiento de la Investigación y el Posgrado del

Pacífico, Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, Grupo Plenumsoft, Club de Ciencia Ciudad de México y especialistas en diferentes instituciones.

Los estudiantes interesados podrán consultar la convocatoria y los criterios de participación en las diferentes fases del proyecto en la página: cienciapormiciudad.mx.

__________________________________
Anayansin Inzunza y Mariana Dolores
Foto: Emiliano Cassani.