Inicio > revista forum > Forum 38. Fomenta UNESCO México educación dual

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es un plan de acción mundial a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, basado en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que tiene por objeto asegurar el progreso social y económico sostenible en todo el mundo y fortalecer la paz universal dentro de un concepto más amplio de la libertad. Uno de los 17 ODS es garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para las personas.

 

Por ello, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha adoptado este reto generando una serie de iniciativas que permitan apoyar y fomentar enlaces entre escuelas y empresas para que los estudiantes que se beneficien de ellas salgan con una formación integral y contribuyan al desarrollo del país.

El modelo de educación dual se impulsa actualmente en 31 entidades del país y 181 planteles de educación media superior, con la participación de 565 empresas y combina el aprendizaje práctico en las instalaciones de una compañía y el aprendizaje teórico en un centro de formación profesional.

Fue desarrollado por la Secretaría de Educación Pública, a través de la Subsecretaría de Educación Media Superior, en colaboración con el sector empresarial y la asesoría de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (CAMEXA), con el fin de vincular la educación media superior con la iniciativa privada en nuestro país. Las alianzas institucionales son un elemento clave, y un ejemplo de ello se encuentra en Puebla con el programa Audi México.

El 30 de mayo y el 1 de junio, la UNESCO México organizó en Puebla el Foro Internacional Educación Dual y Responsabilidad Corporativa, en donde algunos temas abordados fueron: educación y formación técnica y profesional sostenible y alianzas institucionales, responsabilidad social corporativa, desarrollo de capacidades para la innovación y la creatividad, y transición de la escuela al trabajo.

“Se trata de un evento que busca impulsar estrategias para atender una de las principales preocupaciones internacionales y nacionales: la falta de empleo entre la población más joven”, señaló Nuria Sanz, directora y representante de la Oficina de la UNESCO en México.

Indicó que en el mundo existen 100 millones de jóvenes desempleados; además, en nuestro país hay 7 millones sin acceso a la educación. “Por estas razones, México necesita pensar en mejorar las formas de acceso al empleo y al emprendimiento y eso es lo que busca este primer Foro Internacional. Confiamos en que la educación dual pueda ser parte de esos mecanismos”.

 

Audi México: el caso de éxito en educación dual

Audi México abrió sus puertas a la prensa el 30 de mayo para mostrar la efectividad del programa de formación dual propuesto por la UNESCO México, con el fin de cumplir con el ODS en materia de educación de calidad.

Desde el 2015, el programa Audi México ha formado a más de 200 estudiantes bajo este modelo en colaboración con la Universidad Tecnológica de Puebla, y está estandarizado con el modelo de formación alemán y certificado a través de la CAMEXA.

El programa combina el 20 por ciento de los conocimientos teóricos de la escuela con un 80 por ciento de la experiencia práctica generada en la empresa y consigue con ello una mayor empleabilidad de los estudiantes egresados, informó en rueda de prensa, Markus Schmaderer, director del Centro de Entrenamiento de Audi México.

Este programa se estableció con base en el Modelo Mexicano de Formación Dual (MMFD) que consiste en realizar 18 meses de formación en el Centro de Entrenamiento y 18 meses en las Estaciones de aprendizaje. Actualmente, cerca de 500 jóvenes han participado en este programa desde su inicio. Actualmente, 254 de los aprendices se encuentran ya trabajando y existen 215 más en formación. “Y este año emplearemos a 80 de los aprendices”, comentó Andreas Zelzer, vicepresidente de Recursos Humanos de Audi.

Durante la formación de los aprendices, Audi México les proporciona una beca que incluye: apoyo económico mensual, pago de alimentos, transporte, y material de estudios y uniformes. Una vez concluido su programa de estudios, cada aprendiz recibe una oferta laboral de Audi México y una vez contratado tiene un plan específico de formación técnica con el objetivo de promover su desarrollo dentro de la empresa.

El programa de formación tiene una duración de tres años y ha convocado desde entonces a estudiantes de mecatrónica, mecatrónica automotriz, mecánica de carrocerías, producción y herramientas de la Universidad Tecnológica de Puebla.

 

Bajo rendimiento, reto para la educación dual en México

El principal reto de la educación dual que tendrá nuestro país, así como lo vivió Chile, es que los alumnos de las distintas especialidades técnico profesionales llegan con carencias de formación educativa, lo cual se ve reflejado en las pruebas PISA, donde México ocupa los últimos lugares en dicha evaluación, señaló Hernán Araneda, jefe del Centro de Desarrollo Humano para la Innovación dentro de la Fundación Chile, durante el conversatorio Empresa capacitación técnica, innovación para la movilidad social.

De acuerdo con la evaluación PISA, en promedio, los estudiantes mexicanos obtienen en 416 puntos, puntaje por debajo del promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de 493 puntos y un nivel similar al de Colombia, Costa Rica, Georgia, Montenegro, Qatar y Tailandia.

“Cuando hay carencias educativas, las instituciones secundarias, las técnicas o inclusive los programas duales tienen que hacerse cargo del rezago de aprendizajes previos, para lo cual una empresa como Audi está preparada, no así la mayoría de las demás, que involucran el sector productivo en México”, dijo Araneda.

Otro punto importante es que en casi todo el mercado laboral, los jóvenes que egresan del sistema educativo normal compiten con gente que tiene mucha más experiencia que ellos, algo que los empleadores valoran mucho, en tanto que los egresados se involucran en trabajos de mediano valor durante algunos años hasta que gana más experiencia.

Por tanto, el sistema dual propicia que el joven gane experiencia laboral cuando aún estudia; incluso, aunque no quede contratado en la empresa donde realizó sus prácticas, las expectativas de empleabilidad son muy altas, aseguró el jefe del Centro de Desarrollo Humano para la Innovación dentro de la Fundación Chile.

 

Movilidad social

Para que la movilidad social se pueda dar, se tiene que demostrar que el joven ha adquirido una competencia y la única vía posible de hacer eso es a través de la certificación, dijo Andreas Müller, presidente de la CAMEXA.

Explicó la experiencia alemana, en la cual, se dan contenidos idóneos a los jóvenes gracias a la creación de un estándar de competencia en el que están involucrados el sector académico, el empresarial y los sindicatos.

“La única manera de lograr la movilidad social es involucrar a todos los niveles, mediante una ley que respalde la integración y la interacción, a través de la certificación. El último eslabón donde vamos a certificar a los jóvenes son los exámenes, evaluados por un representante de los sindicatos, del sector productivo y uno de la academia, de esta manera es como termina el proceso del joven, ellos deciden sobre la competencia del joven y eso permite la movilidad social”, expuso Müller.

En México se está en ese proceso, pero son pocas las empresas que tienen esas capacidades, por ello, CAMEXA está impulsando ese modelo de formación dual en las pequeñas y medianas empresas alemanas que están en nuestro país, aunque también se quiere apoyar a las empresas mexicanas.

“En Alemania se vincula la formación dual con la creación de la pequeña y mediana empresa, cuestión que en México no se ha aplicado. Cualquier obrero alemán puede abrir una empresa con la única condición de haber pasado por la formación dual, lo cual garantiza la calidad en el servicio, es una persona que ha pasado tres años de formación dual, luego tiene que adquirir dos o tres años de experiencia propia y después puede convertirse en maestro de la formación dual en su ámbito y esos maestros son la columna vertebral de la economía alemana. En la industria son los supervisores y en las pequeñas y medianas empresas son los empresarios”, planteó el director de CAMEXA.

 

Entender los contextos, clave del éxito en educación dual

Mucho se ha hablado sobre las ventajas y retos del modelo educativo dual y sus carencias, así como los avances y programas que se implementan en el país tomando como ejemplo algunas de las mejores prácticas de Estados Unidos, Canadá y Europa; sin embargo, la pregunta aún permanece: ¿cómo adaptar las experiencias educativas de potencias mundiales como Alemania en el contexto latinoamericano, para que el resultado final sean jóvenes preparados emprendedores, y no solo técnicos que trabajen para las transnacionales?

El doctor Hiromichi Katamaya, experto de la UNESCO, señaló que la educación dual consiste en “proveer las habilidades laborales que lleven a una calificación reconocida, combinando la enseñanza en el espacio laboral en una forma estructural”.

De acuerdo con Katamaya, quien también es miembro de la Sección para la Juventud, la Alfabetización y el Desarrollo de Habilidades de la UNESCO, más de 80 por ciento de los empleos en los países que conforman la OCDE son asalariados, mientras que en los países latinoamericanos el porcentaje está entre 65 y 70 por ciento.

“Tenemos que entender el contexto antes de introducir las prácticas a nivel de preparatoria y licenciatura (…) El contexto del oficio, de las industrias, así como de la disponibilidad de oportunidades de entrenamiento laboral en cada país. Tenemos que considerar el contexto nacional”, afirmó.

El modelo de educación dual se extiende mucho más allá de las prácticas profesionales, de hecho, implica todo un sistema organizado que incluya la comunicación y la cooperación entre gobierno, industria, instituciones educativas y sociedad, no solo para generar individuos mejor preparados sino para promover toda una nueva cultura educativa que se adapte a las necesidades sociales”, recomendó.

 

Retos pendientes para México en la educación dual

De acuerdo con el subsecretario de Educación Obligatoria de Puebla, Álvaro Álvarez Barragán, el modelo mexicano de formación dual planteó durante el Foro Internacional, importantes elementos para el programa de formación en la empresa y en la escuela, principalmente para los estudiantes de bachillerato tecnológico, profesional técnico e instituciones públicas de educación media superior.

“Aún se tiene que avanzar en la reflexión internacional de México en la educación dual y el capital humano, sistematizar junto con la experiencia de Audi México un conjunto de buenas prácticas mundiales que coadyuven a minimizar la brecha de desigualdad social y que contribuyan al desarrollo inclusivo”.

Por otra parte, Andreas Zelzer, director de área en Audi México especificó que “el modelo educativo dual necesita bases sólidas (…) así como ser capaces de resolver conflictos porque nuestro mundo es muy complicado y se está volviendo cada vez más complejo.

“Hay una necesidad de crear asociaciones, debemos promoverla con la Triple Hélice que incluye al gobierno, a las organizaciones académicas y a las compañías. Creo que es un tema muy importante y no se le puede dejar el trabajo de organizar todo a solo una de las partes”.

_______________________
Redacción Forum
Imagen: FCCyT.