Durante el homenaje que realizó el 19 de abril El Colegio Nacional para conmemorar el 20 aniversario luctuoso de Octavio Paz, escritores, críticos, músicos y ensayistas coincidieron en que las aportaciones del Premio Nobel de Literatura 1990 escapan del campo de las letras, ya que en la actualidad, sus reflexiones políticas permean la realidad mexicana. "Si bien Paz advirtió que la filosofía política no era realmente lo suyo, sí observó desde la poesía el sitio del hombre en la historia y entonces pensó obsesivamente en la política. Su obra no es solo una de las cumbres de la poesía escrita en español sino la reivindicación de los derechos de la poesía, y sobre todo pensarla desde ese lugar", consideró el ensayista Jesús Silva-Herzog Márquez.

 

El también coordinador adjunto de Investigación del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, dijo que la voz con la que Octavio Paz construía sus reflexiones políticas se basaba en la memoria más que en la historia. Contra la trampa de la definición hermética, la conciliación de la imagen y la voz del poema. No es una voz que cierre los ojos a la historia o le dé la espalda a la razón, pero es lenguaje que captura con el símbolo y razón que reconoce la pascaliana verdad.

Y es que habitar a plenitud el siglo XX no permitía eludir el fenómeno totalitario. Sus reflexiones políticas no son un espejo para príncipes, tampoco hablan de la legislación ideal, pero ofrecen un marco para pensar la política, ya que al defender la poesía llamaba a confrontar la política porque era defender la libertad. Y más que ser liberalista, a Paz lo movía el fraternismo y la idea de una política que tuviera como centro la fraternidad, describió el investigador mexicano Jesús Silva-Herzog Márquez.

Octavio Paz fue poeta, ensayista y diplomático mexicano. Es considerado uno de los escritores más influyentes del siglo XX y de los grandes poetas hispanos.

Durante su intervención, Christopher Domínguez Michael señaló que "Octavio Paz murió convencido de que la democracia política llegaría a México y dos años después de su muerte, el Partido Revolucionario Institucional perdió. Octavio Paz no fue un profeta pero sí tuvo la capacidad para entender el presente y configurar las líneas del futuro".

Como parte del homenaje luctuoso, Mario Lavista presentó la musicalización de Maithuna, una pieza basada en el poema homónimo de Octavio Paz. Maithuna es una obra coral compuesta para sopranos, mezzosopranos y percusiones, ejecutada por el cuarteto Streghe, formado por las sopranos Nadia Ortega y Lourdes Ambriz, y por las mezzosopranos Nurani Huet y Verónica Alexanderson, que interpretaron la pieza bajo la dirección de Luis Antonio Rojas Roldán.

"Al crear esta obra busqué reanudar como músico un diálogo con la poesía de Octavio Paz y crear una conversación en la que la poesía y la música intercambian y exploran sus mutuos misterios”, explicó el artista Mario Lavista.

_____________________________
Mariana Dolores
Imagen: Tomada de Internet.