Inicio > boletines de prensa > Variar la inversión en ciencia destruye los avances generados por años

Boletín No.78 | Ciudad de México, 25 de mayo de 2020.

Nuestro país requiere un ritmo incremental y estable inversión en CTI para alcanzar un desarrollo sostenible verdadero.

 
Tener un ritmo variable de inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) desarticula e incluso destruye los avances generados durante años. En los períodos de baja inversión, las capacidades individuales y organizacionales adquiridas en ciclos anteriores se derrumban. Y por si fuera poco desincentiva la permanencia de los distintos agentes que participan en estos procesos. Hoy México mantiene una inversión equivalente al 0.33% Producto Interno Bruto (PIB), la más baja en 20 años.
 
Para detonar el crecimiento, y lograr que los beneficios de la ciencia permeen a todos los mexicanos, nuestro país requiere un ritmo incremental y estable de inversión en CTI para alcanzar un desarrollo sostenible verdadero. Los países desarrollados dedican entre 1.5% y 4.5% de su PIB al Gasto en Investigación y Desarrollo Experimental (GIDE), el cual es muy importante porque da a conocer el grado de desarrollo de un país sustentado en investigación científica y tecnológica. En el caso mexicano, el valor de este indicador se ha quedado rezagado durante décadas sin rebasar el 0.5%.
 
Así, con el objetivo de vigilar la inversión en CTI, así como su distribución el Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C. crea la sección “Recursos Financieros para CTI”, que muestra información relativa a la inversión en Investigación y Desarrollo Experimental del país, tomando en cuenta el indicador que mide los esfuerzos realizados por el país en materia de CTI de manera comparativa con el resto del mundo: el Gasto en Investigación y Desarrollo Experimental (GIDE) como porcentaje del PIB.
 
Además, presenta el presupuesto que se destina al Programa de Ciencia, Tecnología e Innovación (PCTI), y la parte de éste que se destina al Ramo 38, correspondiente al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).
 
El presupuesto del Ramo 38 resume el gasto programado del CONACYT y la parte de éste que se destina de entrada a los Centros Públicos de Investigación. El resto del presupuesto del Ramo se distribuye entre diversos programas importantes en materia de CTI tanto a nivel federal como estatal, tales como: becas de posgrado, investigación, desarrollo y publicaciones, Sistema Nacional de Investigadores y otros programas.
 
De modo que el presupuesto del Ramo 38 se considera estratégico, ya que materializa muchas de las políticas en materia de CTI del Gobierno Federal, por lo tanto, es importante darle seguimiento a la inversión en CTI para identificar los esfuerzos realizados para estimular el desarrollo científico y tecnológico, así como la innovación en el país.
 
Cabe señalar que todos los datos se obtienen del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), que es parte del Paquete Económico para cada año, el cual establece los lineamientos generales de las finanzas públicas, relativas a políticas de ingreso y gasto del Gobierno Federal, dentro del entorno macroeconómico nacional e internacional.
 
Esta sección está disponible en la página del Foro Consultivo, en el área de proyectos y puede consultarse aquí:

https://www.foroconsultivo.org.mx/FCCyT/proyectos/recursos-financieros-para-cti
 
 
Pie de foto: Es importante darle seguimiento a la inversión en CTI para identificar los esfuerzos realizados para estimular el desarrollo científico y tecnológico por lo que el Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C. estructura el panorama actual en el sector a través de la sección “Recursos Financieros para CTI”. Foto: FCCyT AC