Inicio > boletines de prensa > Tres elementos que no pueden dejar de incluirse en la nueva Ley de CTI

Boletín No. 1 | Ciudad de México, 07 de enero de 2020.

La nueva Ley de CTI deberá plasmar ese espíritu democrático, plural y abierto: Alma Maldonado, ProCienciaMX.

En este 2020 tendrá lugar la creación de una nueva Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI) por lo que la doctora Alma Maldonado señala tres grandes retos de cara a la discusión sobre la ley, en entrevista telefónica para el Foro Consultivo Científico y Tecnológico. 

El primer aspecto a discutir es la gobernanza del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación que quedará definida en la nueva ley, dijo Maldonado Maldonado. El debate debe trascender los periodos sexenales, porque las leyes son grandes marcos de desarrollo que trazan una ruta futura y donde quedan vertidos: proyectos, programas y políticas. Su contenido afectará el futuro de desarrollo de la CTI en nuestro país por lo que es de gran importancia.

 “Se tiene que establecer cómo se va a gobernar el sistema, quién lo va a coordinar, quiénes son los principales actores que deben formar parte de él, cómo se van a articular y quiénes tomarán las decisiones”, dijo la investigadora del Departamento de Investigaciones Educativas (DIE) del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV).

El segundo tema es sin duda el financiamiento porque no solo se trata de cuánto se va a destinar en relación al Producto Interno Bruto (PIB), ni siquiera sobre el incremento o la falta de apoyo histórica del Estado hacia el sector; sino cómo se distribuye, maneja y cuáles son las prioridades. “Se tiene que definir qué se considera como prioritario y eso es un debate nacional, por eso el tema del financiamiento va más allá del incremento al presupuesto pues abarca hasta los mecanismos de regulación”.                                         

El tercer gran tema está ligado a cómo garantizar el derecho de los mexicanos a la ciencia y sus beneficios, plasmado en el artículo 3° constitucional, pues es un tema que nos liga a la educación y atraviesa las políticas sociales, dijo la representante del grupo ProCienciaMx. Además, el derecho a la ciencia incluye la libertad de investigación.

Como ProCienciaMx hemos discutido que son estos tres elementos los que nos preocupan de frente a la construcción de una nueva ley. “Solo en una discusión plural, incluyente y abierta será posible encontrar los puntos de coincidencia. Aún no sabemos cuál será la cámara de origen pero tendrán que estar muy vinculados al debate con otros sectores”, dijo la doctora en Educación Superior por el Colegio de Boston.

Sin duda, señaló Alma Maldonado, hoy por hoy la Ley vigente de Ciencia y Tecnología nos dice que quien tiene que encabezar estas discusiones es el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, eso está claro y así tiene que ser mientras no cambie la Ley establecida. “Creo que el Foro en coordinación con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, que es la instancia gubernamental directamente vinculada con el tema, y todos los sectores deberían de participar. El sistema es muy diverso y complejo compuesto desde universidades autónomas e interculturales, hasta empresas, centros públicos, incluyendo las sociedades organizadas. La diversidad y la complejidad requerirán un gran esfuerzo de coordinación y apertura”, concluyó.

La Red ProCienciaMx está formada por académicos de todas las disciplinas en diversas instituciones del país y el año anterior emitieron una serie de 15 principios rectores para que se manifiesten en los lineamientos, orientaciones, instrumentos y mecanismos que define la nueva ley. Aquí puedes conocerlos: http://www.prociencia.mx/?p=233

 

Pie de foto: Como ProCienciaMx hemos discutido que son estos 3 elementos los que nos preocupan de frente a la construcción de una nueva ley. Solo en una discusión plural, incluyente y abierta será posible encontrar los puntos de coincidencia: Alma Maldonado. Foto: Milenio.

________________
Mariana Dolores
Foro Consultivo