Inicio > boletines de prensa > Piden a foros de consulta sobre ley de CTI ser críticos al evalua

Boletín No.34 / Ciudad de México, 26 de febrero de 2019.

Razones por las cuales la iniciativa de ley ni debería ser discutida: es retrógrada, centralista y punitiva, dice Brenda Valderrama.

Los foros de consulta deben servir para reconocer aquello que está bien o mal en la iniciativa de Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnologías, presentada por la senadora Ana Lilia Rivera, a partir de la consulta y el diálogo entre comunidades científicas, dijo Jorge Cadena Roa, Secretario Ejecutivo del Consejo Mexicano de Ciencias Sociales (COMECSO).

A propósito del Conversatorio para el Análisis del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación que se llevará a cabo los días 6 y 13 de marzo en el Palacio Legislativo de San Lázaro y de las Mesas de diálogo desde las Ciencias Sociales.

El representante de la COMECSO, institución integrante de la mesa directiva del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, explicó que la iniciativa de ley tiene muchos defectos porque centraliza la toma de decisiones y desconoce otros actores del sistema de ciencia y tecnología, por señalar algunos aspectos.

“En mi opinión, debe desecharse de entrada la nueva Ley; sin embargo, si hubiera alguna idea en algún artículo o planteamiento que valga la pena rescatar lo hacemos pero necesitamos, desde la pluralidad, discutirlo, de ahí la importancia de estos foros”, dijo en entrevista.

 

Desventajas de la iniciativa de Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnología

Por su parte, la titular de la Academia de Ciencias de Morelos (ACM), Brenda Valderrama señaló que hay tres razones por las cuales la ley no debería ni siquiera ser discutida: es retrógrada porque retrocede 30 años en la gobernanza que había adquirido el país, es centralista, y es punitiva. “Por estás tres características creemos que la propuesta debe ser descartada”, dijo.

Tras un análisis de fondo de la ACM, la doctora Valderrama reveló que la reforma al artículo 3º. Constitucional elimina la autonomía universitaria, la libertad de investigación y la de cátedra.

Asimismo, la nueva redacción del artículo 1, fracción 1 señala que el objeto de la ley es definir los principios y reglas sobre los cuales deberán desempeñarse las actividades de investigación, desarrollo tecnológico en el país así como las relativas a la comunicación social de la ciencia; mientras que el objeto de la ley actual es regular los apoyos que el gobierno federal está obligado a otorgar para impulsar la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación nacionales.

Es decir, la nueva propuesta busca reglamentar la actividad científica y le da a CONACYT poderes necesarios para llevar a cabo esa reglamentación.

“La ley debe retirarse lo antes posible para evitar que nos desgaste más y nos divida a todos. En todo caso, las mejoras se pueden hacer a nivel de la Ley Orgánica del CONACYT o en los programas específicos”, concluyó.

 

Pie de foto: “En mi opinión debe desecharse de entrada la nueva Ley, sin embargo, si hubiera alguna idea en algún artículo o planteamiento que valga la pena rescatar lo hacemos pero necesitamos desde la pluralidad discutirlo, de ahí la importancia de estos Foros”, Jorge Cadena Roa, Secretario Ejecutivo del Consejo Mexicano de Ciencias Sociales. Imagen: Mariana Dolores.

_______________________
Mariana Dolores
Foro Consultivo