Inicio > boletines de prensa > Humboldt; geografía moderna y perspectiva de género

Boletín No. 314 / Ciudad de México, 16 de septiembre de 2018.

Financiada por el rey Carlos IV, la expedición del barón Von Humboldt aportó importantes descubrimientos que enriquecieron  las ciencias naturales y sociales.

Alejandro de Humboldt fue un explorador de continentes. Un observador de la naturaleza que no solo planteó que la geografía era influyente en la conducta de las poblaciones, también añadió una cierta mirada de género, reveló en entrevista para el Foro Consultivo, Científico y Tecnológico, Irma Escamilla Herrera, académica del Departamento de Geografía Social.

A 249 años de su nacimiento, al barón Von Humboldt se le recuerda como el padre de la geografía social moderna por la forma de relacionar el binomio “naturaleza y sociedad”. Esta particularidad quedó expresada en sus múltiples ensayos en los cuales relaciona las condiciones meteorológicas, geográficas, y naturales con las condiciones sociales. “Ese binomio es la virtud de lo que es hoy la disciplina geográfica, es decir, todos estamos en un territorio dado y necesitamos conocer e interpretar lo que hay en nuestro espacio circundante y más allá porque eso incide en nuestro estilo de vida”, dijo.

A esta forma de estudiar la geografía, Humboldt le añadió una mirada de género pues, en algunas de sus crónicas empezó a diferenciar a los hombres de las mujeres. “Aunque no está tan delineado este aspecto, sí hay referencias donde señala la prevalencia de hombres respecto a las mujeres, cuadro que diferencia los sexos en una población, lo cual es muy importante hacer ahora pues delimita, por citar un ejemplo, las políticas públicas”.

Escamilla añadió, que para los estudios científicos es muy importante distinguir la conformación de categorías sociales como: sexo diferenciar entre  hombres y mujeres, y trabajar con los grupos etarios pues no requieren lo mismo los niños o los adolescentes que los adultos mayores. Hacer esta diferencia enriquece la investigación, reveló.

Financiado por el rey Carlos IV, Alexander Von Humboldt arribó a América en 1799 y durante 5 años viajó por varias colonias españolas de Sudamérica, donde trazó la conexión entre los ríos del Amazonas y el Orinoco; o descubrió las diferentes temperaturas que había en el océano pacifico. En la Nueva España (hoy México) solo estuvo un año entre 1803 y 1804, pero fueron todas sus observaciones previas lo que le permitieron entender más fácilmente la geografía mexicana y establecer otras conexiones con los países vecinos.

Así, “estas aportaciones de Humboldt permitieron ver el territorio desde otra perspectiva en la época colonial y posteriormente otros geógrafos como Manuel Orozco y Berra y Antonio García Cubas contribuirían a esa información que aportó Humboldt para entender la conformación de nuestro país pero ya en la época de independencia”, dijo la académica.

La geografía permite identificar la diversidad socio-territorial “El reconocimiento del territorio y de quienes lo habitan constituye la identidad nacional. Y nuestra diversidad geográfica es casi tan diversa como nuestra sociedad. Entendiendo esa diversidad social y cultural, es lo que nos permite reconocernos como México: somos uno pero diversos”.

Humboldt distinguió nos solo sexos y edades sino también categorías raciales (castas) en sus observaciones. Ahora “es importante que las investigaciones incluyan la diversidad social, es decir, los roles y las relaciones de género porque son expresiones de la humanidad que como científicos debemos de entender pues moldean (todo)”.

 

Pie de foto: Alejandro de Humboldt fue un explorador de continentes y observador de la naturaleza que dio bases para la geografía social. Imagen: Internet.

_______________________
Mariana Dolores
Foro Consultivo