Inicio > boletines de prensa > El desarrollo del país necesita a la ciencia

Boletín No. 72 / Ciudad de México, 09 de abril de 2019

“Ningún país puede desarrollarse sin apoyo de la ciencia básica y una vez desarrollado se reduce la desigualdad”, Martha Espinosa.

 
Con el objetivo de alcanzar consensos desde la pluralidad y para la construcción de un Programa Especial de Ciencia, Tecnología e Innovación (PECiTI) y un Plan Nacional de Desarrollo (PND) que incluya a la ciencia, tecnología e innovación (CTI), el día de hoy se llevó a cabo la primera sesión temática del Diálogo sobre Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación: Construyendo consensos por México, en las instalaciones del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, organizada por el CONACYT y el propio Foro.
 
“Ningún país puede desarrollarse sin apoyo a la ciencia básica y, una vez desarrollado, se reduce la desigualdad”, dijo la doctora Martha Espinosa, investigadora del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV), quien enlistó tres elementos fundamentales para alcanzar el desarrollo del país: un aumento en el apoyo a la investigación científica; libertad en la investigación y apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
 
Sin embargo, y de acuerdo con cifras de la UNESCO presentadas por la doctora Espinosa, “los reportes indican que, si se analiza el gasto en investigación y desarrollo experimental (GIDE) y el número de investigadores por habitantes, México se encuentra en el mismo grupo que Tanzania, Botsuana y Senegal. Estos datos indican que no solamente es necesario incrementar la inversión en investigación sino aumentar el número de investigadores”.
 
Ante este escenario nacional, la doctora Ana Elena Fierro, coordinadora de la maestría en Administración y políticas públicas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) declaró que “el conocimiento científico y sus beneficios son un derecho humano. (…) En la cuarta transformación, la equidad es el valor rector de quehacer público por lo que el Estado debe garantizar el derecho de todos a beneficiarse del desarrollo científico”.
 
Cobra especial relevancia destinar recursos a temas que beneficien a la sociedad, como derecho al agua, desarrollo urbano, producción de fármacos, soberanía alimentaria, producción de energía, problemas críticos de salud humana y salud ambiental, eliminación de la violencia, educación de la población, entre otros que conforman la lista de Programas Nacionales Estratégicos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), dijo Ana María Cetto, investigadora del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
 
 

La inclusión científica desde el diálogo
 
“El objetivo del diálogo es trabajar sobre las diferencias”, dijo la doctora Cetto. Esta primera sesión temática del Diálogo tuvo como objetivo principal discutir el fomento a la investigación en humanidades, ciencias y tecnologías para la generación del conocimiento y durante el panel se plantearon diversas recomendaciones para la política científica del país entre las que destacaron las del doctor Rodolfo Zanella, presidente de la Academia de Catálisis de México, y quien numeró así diferentes puntos a considerar en el diseño del PND:
 
“Apoyar a la ciencia básica, garantizar la inversión en CTI y destinar por lo menos 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al sector, impulsar grandes proyectos como el sincrotrón para posicionarnos como polo tecnológico, la participación de los académicos en las grandes decisiones sobre el rumbo de la ciencia, eliminar los sesgos en el apoyo a las áreas de investigación, promover una ciencia más reflexiva, fomentar el diálogo entre humanidades, ciencias y tecnología, promover la ética científica y, finalmente, que los recursos que otorgue el CONACyT fluyan de manera eficiente hacia los objetos de apoyo”.
 
Participaron también como panelistas: la doctora Tatiana Fiordelisio, investigadora del departamento de ecología y recursos naturales de la Facultad de Ciencias de la UNAM; el doctor Luis Montejano Peinbert, del Instituto de Matemáticas de la UNAM; el doctor Ricardo Antonio Tena, investigador de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) del IPN; el doctor José Antonio Meyer, director del Centro de Estudios en Comunicación Política de la Benemérita Universidad de Puebla (BUAP), y el doctor Alejandro Cornejo, director del Departamento de Óptica del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE).
 
 

Pie de foto: Participantes en el primer Diálogo sobre Humanidades, Ciencias, Tecnologías e Innovación. Construyendo consensos por México: Julia Tagüeña, Rodolfo Zanella, Ricardo Tena, Tatiana Fiordelisio, Martha Espinosa, Ana María Cetto, Jorge Cadena, Alejandro Cornejo, Ana Elena Fierro y Luis Montejano. Foto: Mariana Dolores.

____________________
Mariana Dolores
Foro Consultivo