Inicio > boletines de prensa > Debaten en Islas Galápagos sobre el manejo y control de especies invasoras

Boletín No.183 / Ciudad de México, 15 de abril de 2017.

Especies nativas enfrentan el reto de convivir con especies invasoras que llegan con el turismo constantemente, alertan especialistas. 

Científicos en las Islas Galápagos debaten qué hacer con las especies invasoras en el paraíso que llevó a Charles Darwin a plantear su Teoría de la Evolución, comentaron especialistas de la Universidad de San Francisco de Quito (Ecuador).

Los expertos de la universidad fueron invitados por los doctores Antonio Lazcano y José Sarukhán, al Aula Magna de El Colegio Nacional para hablar de los retos que enfrenta el famoso archipiélago del Océano Pacífico ubicado a la altura de la costa de Ecuador, en el marco del Festival del Centro Histórico 2017, que entró en su última etapa de actividades con el ciclo Ciencia en Primavera.

Diego Quiroga, Jaime Chaves y Carlos Montúfar, todos investigadores de la Universidad de San Francisco de Quito, expusieron que uno de los principales problemas que se enfrentan es que todos los recursos a las islas llegan vía marítima, incluyendo al creciente turismo.

Aunque el sitio no estuvo habitado hasta la llegada de los españoles y éstos junto con los piratas hicieron grandes movimientos de especies, además de introducir otras, el problema surgió en la segunda mitad del siglo XX, cuando el sitio experimentó un constante flujo de personas que introdujeron gatos, cabras, mosquitos, hormigas y plantas ajenas a la isla que han consumido recursos y desplazado a las especies endémicas, precisó Montúfar.

Diego Quiroga, decano de investigación y creatividad, explicó que hoy en día viven más de 30 mil personas en las Islas Galápagos, muchos de los cuales se dedican a la agricultura, y reciben la visita de más de 200 mil personas al año.

“Muchos están abandonando sus fincas y esto genera más espacio para especies introducidas; además de que hay sobrepesca de especies como el bacalao, pepinos de mar o las langostas, pero se han ido acabando generando cambios en la ecología”, comentó ante las personas asistentes a la charla realizada en El Colegio.

Estos problemas implicaron que, inclusive, de 1996 a 2004 se tuvo que militarizar el parque para controlar a quienes lo sobreexplotaban y se han implementado una serie de programas para controlar especies como las cabras o los gatos.

“Pero el problema más grande en Galápagos es que todo entra desde afuera, cemento, alimentos, gas, cerveza y con ellos especies invasoras como las moras que han tomado casi totalmente las islas, la guayaba, gatos, perros, chivos y hay un gran debate en este momento sobre qué debemos hacer”, enfatizó Quiroga.

Cálculos realizados por los especialistas indican que en la actualidad en las islas hay mil 321 especies introducidas, de las cuales, al menos 490 son insectos.

Un programa muy caro aunque exitoso, llamado Judas, implicó la cacería de chivos que han sido prácticamente eliminados y donde es posible reintroducir tortugas, pero “qué se hace con las ratas, con las avispas, con las hormigas y ahí tenemos problemas, porque no es fácil eliminarlas si no se las ve”.

Una de las discusiones que se tienen hoy es hasta qué punto se debe tratar de eliminar las especies introducidas, por ejemplo, se han pasado 20 años tratando de eliminar la mora y aunque se han gastado millones de dólares no se ha logrado nada.
 

Pie de foto: Reunidos en el marco del Festival del Centro Histórico 2017, los ecólogos de las Islas Galápagos, junto con Hugh Drummond, del Instituto de Ecología de la UNAM, y el profesor emérito Antonio Lazcano. Imagen: Diana Saavedra.

__________________
Diana Saavedra
Foro Consultivo